El Parque de los Ciervos

Tocaba levantarse temprano, había dormido muy pocas horas pero salté de la cama llena de expectación y euforia. Había llegado el día de visitar Nara y la impaciencia por descubrir sus encantos era como taurina bombeando por todo mi sistema circulatorio. ¿Quién necesita dormir cuando hay tanto por descubrir?

Nara cuenta con multitud de monumentos y tesoros, posee nada más y nada menos que ocho patrimonios de la humanidad. Y muchos de ellos se encuentran concentrados en uno de los parques más famosos de Japón, conocido como “El parque de los Ciervos”, nombre al que hace honor espectacularmente, pues alberga a cientos de ciervos que pasean inmunes a la presencia humana.

[caption id="attachment_4269" align="aligncenter" width="610"]Ciervos en Nara Globellers Ciervos en Nara[/caption]

Discurrir por sus senderos a primerísima hora de la mañana es un auténtico lujo. La tranquilidad imperante mientras te rodeas de naturaleza, te sosiega el alma y te imbuye de serenidad. Casi una incongruencia en un lugar tan altamente frecuentado.

El recorrido se hace sin dificultad ninguna y sin apenas darte cuenta. No faltarán las indicaciones de todo lo que ofrece. Aunque los ciervos serán la atracción turística por excelencia y una compañía constante allá por donde camines. Considerados mensajeros de los dioses, se han erigido como símbolo de la ciudad y son considerados tesoros nacionales.

[caption id="attachment_4270" align="aligncenter" width="610"]Mirada con un Ciervo Nara Globellers Mirada con un Ciervo Nara[/caption]

Se dejan hacer fotos y acercarse a ellos, y si tienes suerte, puede que te dejen acariciarlos. Aunque todo ello resultará mucho más fácil si te haces con unas galletas para ciervos, o “shika-sembei”, que venden en multitud de puestos estratégicamente situados cerca de los templos. Es asombroso el cambio que pueden suponer unas galletas. Estos mansos animalitos pasarán del “paso-de-ti” a “quiero-una-galleta-ahora-mismo” desde el instante en el que te vean acercarte a uno de estos tenderetes.

Es bastante frecuente, según avanza la mañana, toparse con parejas de novios en una sesión fotográfica. Y no es de extrañar, pues hay zonas idílicas que se prestan a ello. Una de las más bellas en mi opinión es el recinto que rodea el Daibutsu-den, en el que se puede apreciar un llamativo y delicado contraste con el edificio de color bermellón, la vegetación lindante y sus lagos. También son realmente impresionantes los alrededores del Todai-ji, aunque mucho más masificados por ser este una visita ineludible para todo aquel que camine por el parque.

[caption id="attachment_4271" align="aligncenter" width="610"]Novios en Nara Globellers Novios en Nara[/caption]

Sin duda una visita imprescindible en una primera toma de contacto con el país del sol naciente. Y es que Nara no defrauda. El madrugón mereció la pena.

[button link="http://globellers.com/mapa/japon/" color="silver"] Viajar a Japón[/button]

Share on Google Plus

Sobre Globellers

8 blogueros y una misma pasión: #viajar. Desde 2013 llevándote a recorrer el mundo por cientos de destinos a un click.
    Blogger Comment

2 comentarios:

  1. Hola Carmen,

    Todo lo que tenga que ver con espacios naturales es digno y merecido escribir sobre ello, es lo más grande que tenemos. Apuntado queda para futuras rutas por Japón.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Miguel Ángel, estoy totalmente de acuerdo contigo. Y seguro que en un futuro viaje a Japón, quedas tan encantado como yo.

    Saludos!

    ResponderEliminar