Los últimos batwa de Bunyonyi

Escuchar las historias que envuelven a los diversos grupos de pigmeos de Centroáfrica resultan realmente sobrecogedoras. Aka, Baka, Binga, Efé, Gok o Batwa todavía cazan con redes y flechas, recolectan frutas y practican intercambios con pueblos vecinos, como lo hacían sus antepasados, aunque quizás sean estos últimos, los pocos Batwa que quedan, los que viven más al margen de la sociedad. Nos adentramos al Lago Bunyonyi, en el sur de Uganda, para intentar conocerlos ...

Bunyonyi


El precioso Lago Bunyonyi, rodeado de colinas, es cobijo de un precioso paisaje de casitas de madera, laderas de cultivos y pequeños asentamientos humanos. Mujeres de vivas vestimentas bajan cargando bidones de agua, cestas de fruta u otros objetos en sus cabezas ponen color a sus caminos, mientras que ingeniosas embarcaciones atraviesan un lago de más de 25 km de largo por 7 km de ancho de este paraíso de aves y otras especies.


Es largo el trayecto por el mismo, pero más agotador resulta el tramo que separa un rústico embarcadero de un pequeño poblado perdido en medio de la nada, de casas de paja, condiciones higiénicas inexistentes y difícil acceso.


Personajes no más altos de metro y medio, de aspecto muy pobre, conviven en comunidad de no más de 70 personas como proscritos, sin tierras ni derechos, como mendigos. Un amargo pasado de éxodo desde su hábitat natural en las Montañas Virunga les privó de sus cultivos y su vida, convirtiéndolos en sedentarios y repudiados, en ciudadanos de categoría inferior, pero no les quitó su hospitalidad y cariño a esos extraños foráneos de raza blanca que llegan con cuentagotas de tiempo en tiempo, y al que reciben con el mejor de sus bailes.


uganda1646


Aunque no les gusta que se les llame pigmeos, este pueblo twa o batwa desterrados de las selvas arrasadas y taladas donde vivieron sus antepasados, es posiblemente uno de los más ancestros del planeta, con más de 20.000 años de antigüedad, y ha sobrevivido profundamente traumatizados, a indocumentados genocidios, persecuciones y matanzas de finales de S.XX de este área del planeta.


Al apuntar con el objetivo de nuestra cámara observamos rostros de piel oscura, pelo rizado o rapado, nariz achatada y su escasa estatura. Sus insuficientes medios, falta de electricidad, agua caliente o pobre higiene, no  les supone problema para traer al mundo a su descendencia, libres todavía de conciencia suficiente para ver los problemas a los que se enfrentan día a día, y que muestran posiblemente la cara más amable, las sonrisas más alentadoras para un viajero descubriendo una cruel realidad.


uganda1591


Tal vez haya un día que no quede un Batwa viviendo en estas tierras, ni en ninguna, pero hasta entonces  ellos son los legítimos pobladores de ellas, y si nos quedamos con la parte más positiva de este pueblo, es que viven en uno de los parajes más hermosos de este planeta, rodeado de bellas colinas y en uno de los más maravillosos y mágicos lagos que hemos visitado nunca




[button link="http://www.globellers.com/viajar/uganda/" color="silver"] Viajar a Uganda[/button]

Share on Google Plus

Sobre Globellers

8 blogueros y una misma pasión: #viajar. Desde 2013 llevándote a recorrer el mundo por cientos de destinos a un click.
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario