Visitar territorio amish

Si viajas a la Costa Este de Estados Unidos, además de visitar Nueva York y Washington D.C., las dos ciudades que seguro incluirás en tu ruta por la zona, también es muy recomendable visitar el Condado de Lancaster, el territorio donde vive una de las mayores comunidades amish de este país, aunque hay unas 22 comunidades repartidas entre Estados Unidos y Canadá.

¿Quiénes son los amish?


Si has visto la película Único Testigo, protagonizada por Harrison Ford, seguro que sabes de quiénes estoy hablando. Si no la has visto, te cuento: son una comunidad de creyentes cristianos anabaptistas. Esto quiere decir que solo los adultos que han confesado su fe pueden ser bautizados.

Aunque al Condado de Lancaster se le conoce también como Pensylvania Dutch Country (Dutch en inglés significa holandés), los amish son en realidad descendientes de inmigrantes germano-suizos. Es por ello, que en sus casas hablan un dialecto derivado del alemán. Llegaron a Estados Unidos entre los siglos XVI y XVII cuando salieron de Europa al ser perseguidos durante la Reforma por sus creencias religiosas.

[caption id="attachment_8587" align="aligncenter" width="640"]Lancaster-(10) Mujer amish en un puesto vendiendo productos agrícolas[/caption]

Son conocidos principalmente por su estilo de vida sencillo, con ropas modestas y tradicionales del siglo XVII y XVIII. Las mujeres amish visten con una especie de cofia, moño y delantal, y los hombres amish, suelen llevar barba si están casados, y sombreros de paja o negros. No usan coches pero se desplazan de un lugar a otro con unas características carretas tiradas por caballos, y con las que podrás cruzarte más de una vez si recorres las carreteras que atraviesan el condado.

Viven alejados de las nuevas tecnologías. Rechazan los avances modernos por sus creencias religiosas porque consideran que son elementos que no son necesarios. La verdad es que parece que se han quedado anclados en el siglo en el que llegaron a Norteamérica. Creen en el Nuevo Testamento, defienden valores como el pacifismo y la humildad. Se dedican principalmente a la agricultura. Es muy fácil verles trabajar en las enormes plantaciones que hay en la zona.

¿Qué hacer en el Condado de Lancaster?



  • Visitar alguna de las Casa Museo Amish: hay varias donde podrás ver cómo son las costumbres y tradiciones de esta comunidad religiosa, como la Amish Farm and House o la Hans Herr House.



  • Ver algunos de los puentes cubiertos de madera que hay aún en pie en el Condado. Para verlos, lo mejor es perderse por vías secundarias que están entre las carreteras 340 y 30.



  • Degustar la comida amish. Hay varios restaurantes donde probar las riquísima gastronomía de esta comunidad. A nosotros nos gustó el Plain & Fancy Farm Restaurant.



  • Montar en una de las típicas carretas amish -los Buggy Rides-. Hay alguna empresa que otra que ofrece esta opción.


[caption id="attachment_8586" align="aligncenter" width="640"]Lancaster-(9) Buggy Ride[/caption]

  • Visitar alguna de las localidades de la zona como la propia Lancaster, donde podremos ver el Central Market, el mercado al que los amish -y los que no lo son- acuden a comprar.


Pero sin duda, lo mejor que se puede hacer en el Condado de Lancaster es "perderse" por la zona sin más. Así, podrás observar cómo es la vida amish. Los mayores se dedican al campo y a sus granjas. Viven en grandes casas de madera. Los niños juegan tan tranquilos en la calle. Desconocen qué es una videoconsola, pero ni falta les hace.

Si te pierdes por las carreteras secundarias verás enormes plantaciones, muchas de ellas de maíz, y las granjas que se pueden ver en películas que recrean el ambiente de siglos pasados. Tampoco será raro cruzarse con algún Buggy Rides conducidos por los amish.

A decir verdad, a nosotros este territorio nos sorprendió enormemente por su contraste con el mundo al que estamos habituados, en el que parece que no podemos vivir ya sin móvil, internet, ordenadores, televisión... Los amish, en cambio, parecen felices con esa vida alejada del siglo XXI.

[caption id="attachment_8584" align="aligncenter" width="640"]Puente cubierto Puente cubierto[/caption]

Nunca vimos una mala cara por parte de los amish, pero también es cierto que hay que guardarles cierto respeto. El Condado de Lancaster atrae a muchísimos turistas cada año. Los amish están acostumbrados a ver a los turistas, pero aún así hay que guardar ciertas normas, como nos recordaron en la Oficina de Turismo.

 

Hay que tener en cuenta que a los miembros de esta comunidad no le gusta que se les fotografíe por varias razones. Para empezar, no son atracciones de feria. En verdad, ellos viven de esa manera. Y en segundo lugar, entre sus costumbres religiosas, está la prohibición de hacerse fotos a sí mismos.

¿Es posible ver amish fuera de esa zona? Sí, es posible encontrarlos en grandes ciudades. Pero solo acuden a ellas para comprar o vender.

 ¿Cómo llegar al Condado de Lancaster?


La mejor manera de llegar hasta esta zona es en coche porque te permitirá recorrer con calma la zona y adentrarte en territorio amish, que discurre entre las carreteras 340 y 30. Lancaster es la ciudad principal del condado, que se encuentra en el estado de Pensilvania, a medio camino entre Washington, Filadelfia y Nueva York. Desde cualquiera de estas ciudades podrás llegar sin problemas.

[caption id="attachment_8583" align="aligncenter" width="640"]Lancaster-(2) Granja amish[/caption]

Desde Nueva York, se tarda cerca de 4 horas, según el tráfico. Desde Washington, casi unas tres horas, y desde Filadelfia, entre hora y media y dos horas.
Share on Google Plus

Sobre Globellers

8 blogueros y una misma pasión: #viajar. Desde 2013 llevándote a recorrer el mundo por cientos de destinos a un click.
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario